Objetivo

Recuperación de lesiones

Algo tan serio como una lesión precisa de un abordaje óptimo para poder recuperar la funcionalidad de la estructura afectada y la plenitud en las acciones cotidianas y/o deportivas. Es por ello que ponemos a tu disposición el análisis más exhaustivo para posteriormente trazar la estrategia idónea para que vuelvas al 100%. 

Entrena y recupérate de tu lesión con GARANTÍAS

Un entrenador personal se ocupará exclusivamente de tu caso y cada día te esperará con un diseño de sesión adecuado a ti. No hay margen de error para que puedas equivocarte ya que la propia selección de ejercicios la escogemos nosotros y la guía y corrección es permanente. Olvídate de dejarle al azar algo tan vital como es la recuperación de tu lesión.

Una vez hemos recibido el alta médica lo ideal es ponernos en manos de un/a fisioterapeuta para trabajar en los primeros estadios de la recuperación, sobre todo si hemos sufrido inmovilización. Una vez superamos esta etapa, ¿qué ocurre? Aquí es donde la mayoría de personas caen en el error de ‘’dejar que pase el tiempo’’ como posible solución para volver al estado que teníamos antes de sufrir la lesión o, igualmente ineficaz, nos apuntamos a un gimnasio con más fe que buen criterio pensando que seremos capaces de recuperarnos con nuestra propia intuición y estrategia. Si existen profesionales que hemos dedicado años y años de nuestra vida a conocer estos procesos y estas estrategias para poder recuperarnos correctamente, ¿qué te hace pensar que no habrá tanta diferencia a hacerlo por tu propia cuenta y criterio? Aquí es donde se complica el pronóstico siendo frecuentes las siguientes situaciones:

  • Recaída en la lesión por haber empleado una intensidad de entrenamiento inadecuada (demasiado alta, demasiado baja o una progresión mal establecida que no somos capaces de soportar)
  • Recaída por no haber superado test físicos que nos indiquen si verdaderamente estamos preparados para volver a nuestra actividad diaria o deportiva
  • Secuelas tras la lesión al no haber solventado restricciones de fuerza y movilidad pertinentes
  • Molestias de zonas adyacentes. Seguro que te suena: ‘’me lesioné de la rodilla y al poco tiempo tuve un esguince de tobillo’’.

En definitiva, vemos continuamente gente que vuelve a lesionarse en su proceso de recuperación o, que aunque en este proceso no se lesione, al no realizar una readaptación óptima e individualizada, vuelven a la práctica deportiva y… ¡malas noticias!… volvemos a lesionarnos.

Un protocolo adecuado de recuperación exige un análisis profesional en profundidad, realizando una correcta anamnesis clínica, estudiando y conociendo el historial deportivo y cotidiano del paciente, testando sus restricciones de movilidad y la calidad de movimiento del mismo. Sólo a partir de aquí podemos trazar con buen criterio los ejercicios pertinentes, la dosis de trabajo idónea y la dosis de recuperación adecuada. Todo ello con una progresión detallada y un uso de las herramientas bien construido. 

Disponemos además de las herramientas más actualizadas e innovadoras para ayudarte en tu proceso de recuperación: vibración local, polea cónica y medios isoinerciales, poleas gravitacionales, etc. También disponemos de tensores elásticos, elementos para proporcionar inestabilidad como physioballs, máquinas guiadas, entre otros. Aunque como siempre decimos la mejor herramienta es un profesional competente que te guiará de principio a fin en cada sesión.

¿En qué casos podemos ayudarte?

  • Procesos degenerativos de hombro/cadera/rodilla.
  • Readaptación físico-deportiva.
  • Menisectomia, rotura de ligamento cruzado anterior.
  • Tendinopatías.
  • Afectaciones provocadas por ictus o accidentes cardiovasculares.
  • Accidentes físicos laborales o de tráfico.
  • Dolor crónico, dolor lumbar, cervicalgia, dolor de rodilla o condromalacia

Modalidades disponibles para trabajar este objetivo

Individual

Desde 29€/sesión